Matar a un ruiseñor, de Harper Lee

Es el turno de un clásico de la literatura moderna estadounidense, Matar a un ruiseñor, uno de los libros más influyentes del siglo XX y cuyo personaje principal es la imagen de ficción más duradera en el tiempo de heroísmo racial.
Nuestra amiga María nos propuso este título y ha elaborado un resumen de la reunión que hemos tenido comentando los diez primeros capítulos, del que os dejamos aquí unas pinceladas:

Matar a un ruiseñor es la primera y última novela de Harper Lee (Alabama, 1926), y es una narración con mucho contenido autobiográfico. La figura de Atticus Finch está claramente basada en la figura de su padre: Amasa Cole Lee. Con ese nombre podría haber sido panadero el hombre, pero no, era propietario y editor de un pequeño periódico en Monroeville, y en ocasiones ejercía como abogado titular del condado. En cierta ocasión le tocó sin embargo ejercer de abogado criminalista, y defender a dos negros que supuestamente habían asesinado a un tendero blanco. Los dos negros fueron condenados y ahorcados, y del dolor que Harper vio en su padre mientras vivía todo esto, nació supuestamente su novela.
En la reunión se debatieron temas variados que nos surgen al leer la novela, a destacar quizá el hecho de que la educación que recibes te hace ser la persona que eres, más adelante. La importancia de la educación a los hijos, que es la base para poder cambiar un pensamiento global moralmente inaceptable, como es el racismo. Racismo que en un momento dado se puso en entredicho en la reunión, ya que hablamos de una gente que no conocía otro modo de pensar más que aquel en el que habían sido educados. Es ahí donde aparece la figura de Atticus Finch como un personaje adelantado a su tiempo, una persona que se da cuenta de que esa forma de ver el mundo no está bien. No es ni justa, ni aceptable, ni respetable, aunque él de entrada parezca respetarlo todo.

Coincidimos todos en que Atticus no es un héroe de novela al uso. Mantiene hasta el momento un perfil bajo, e incluso parece a veces un antihéroe que da la batalla por perdida, pero que sabe bien que eso no justifica el hecho de que no se luche, y sabe bien que su pequeña aportación es educar a sus hijos del modo que él considera correcto, aunque éste modo difiera del pensar general.
Algunos puntos de discrepancia fueron los siguientes: ¿por qué deja Atticus que su hermano pegue a su hija?, ¿es para educar a su hermano o porque no quiere hacer el trabajo sucio?, ¿Sería posible pensar que
Calpurnia y Atticus tiene una relación sentimental?.

Seguimos leyendo y esperamos resolver estas dudas, con vuestra ayuda, el próximo martes 16 de abril. Comentaremos los primeros 18 capítulos, así que aún estáis a tiempo de empezar a leerlo si no lo habéis hecho ya. 

Saludos y buena lectura!!

0 comentarios:

Deja un comentario

Volver al inicio Volver arriba Club de Lectura Maravillas. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.